dimarts, 10 de gener de 2012

ART ON LINE

El Suplement de Cultura de EL PAÍS publica avui una notícia que reproduïm aquí, conservant la seva llengua original però extractada, i que amb la globalització a la que semblem abocats molt ens temem que ens porti a haver de canviar el sistema actual de relació amb els artistes. 

És clar que es refereix només a una fira "on line" on es poden fer contactes comercials i transaccions econòmiques, però si els habituals visitants que ja no s'acosten a les sales d'exposicions descobreixen que poden seguir l'obra dels artistes sense moure's del sofà de casa, ja no ens queda més que provocar els seus remordiments per poder seguir fent la nostra feina. O reconvertir-nos de cap a peus, organitzant, comissariant i muntant exposicions virtuals. Els haurem de convèncer de què la copa de cava no la podem enviar per internet...



BARBARA CELIS | Nueva York 10/01/2012

Aspecto de una galería de arte virtual- WWW.VIPARTFAIR.COM

En el siglo XXI todo tiene su versión online. Y el arte no es una excepción. El pasado año se inauguró VIP Art Fair, la primera feria virtual de arte contemporáneo y pese a los múltiples problemas técnicos que tuvo su arranque, el próximo 3 de febrero y hasta el día 8 regresa al ciberespacio con un nuevo equipo al frente que aspira a revolucionar aquella experiencia, a multiplicarla con nuevas versiones de la misma y a llevarla lo más lejos posible. La idea es sencilla: facilitar el contacto entre galeristas y coleccionistas para potenciar las ventas de arte. Y además, dar a conocer a nuevos artistas y permitir que el público de todo el planeta viaje sin salir de casa por el universo del arte contemporáneo actual.
Además, con la ambición de quien sabe que está abriendo brecha, la feria se multiplica añadiendo tres citas más al calendario: un mercado dedicado a la obra en papel del 20 al 22 de abril, otro dedicado a la fotografía del 13 a 15 de julio y otra feria más pequeña y ultra selecta tituladaVernissage en septiembre. El cerebro estratégico y comercial al frente de esta nueva edición de VIP que reunirá a 2000 artistas de 115 galerías internacionales (sólo dos españolas, Elba Benítez y Joan Prats) es el de una mujer que nada tiene que ver con el arte. En realidad Lisa Kennedy, la nueva consejera delegada de la feria, de lo que sabe es de comercio electrónico. Y mucho. (...)
No hay estadísticas fiables sobre el arte pero las ventas online no deben ni alcanzar el 1%. Sin embargo, las conversaciones entre galeristas y coleccionistas cada vez se producen más en el ámbito virtual. Se envían fotos por email, se conversa por skype... La comunicación digital facilita las transacciones" explicó Kennedy a este diario.
En ese sentido VIP Art Fair aspira a convertirse en uno de los centros que faciliten esas relaciones. "Nosotros no tenemos un motor de ventas. VIP Art Fair es simplemente una plataforma para que galeristas y coleccionistas se encuentren. Después, todas las transacciones ocurren de forma privada, aunque el primer paso lo pueden dar en la feria, comunicándose a través de un chat e incluso haciendo viajes virtuales a través de videos donde galerías y artistas se presentan al público. Pero es que galerías y compradores basan sus relaciones en la confianza, que se va construyendo con el tiempo. Y nuestro papel, de momento, es ayudar a construir esa relación de confianza". No descarta que en el futuro su papel podría ampliarse entrando como intermediario en las transacciones pero de momento la feria aspira sólo a ser plataforma de encuentro.